Tribunal de Asturias revoca el despido de una empleada de hogar grabada con cámara oculta

Según el Tribunal, al trabajador se le debe de información previamente de la existencia de un sistema de video vigilancia.

Tribunal de Asturias revoca el despido de una empleada de hogar grabada con cámara oculta

El Tribunal Superior de Justicias de Asturias ha señalado, en una reciente sentencia, que la videovigilancia del servicio doméstico tiene las mismas limitaciones que en la empresa, y bajo esta premisa, grabar a una empleada doméstica, sin informar de palabra ni avisar por un cartel, no cumple la normativa de protección de datos.
 
La instalación de la cámara oculta no había sido informada a la empleada por parte de sus empleadores. Ni de palabra, ni por medio de ningún cartel. En este contexto, el tribunal entiende que se vulneró la normativa de protección de datos, que exige la información expresa a los empleados.